Was harmlose Narzissten von pathologischen unterscheidet

#1 von carlos , 17.12.2021 17:28

Ihre Lieblingsposition ist die von oben herab«: Der Psychiater Marc Walter erklärt, wie man selbstverliebte Menschen erkennt, wie ihre Opfer oft jahrelang leiden – und welche Form von Narzissmus gesund ist.

carlos  
carlos
Beiträge: 2.314
Registriert am: 08.06.2010


RE: Was harmlose Narzissten von pathologischen unterscheidet

#2 von carlos , 17.12.2021 17:29

carlos  
carlos
Beiträge: 2.314
Registriert am: 08.06.2010


RE: Was harmlose Narzissten von pathologischen unterscheidet

#3 von carlos , 17.12.2021 17:29

Herr Walter, in der griechischen Mythologie steht der selbstverliebte Jüngling Narziss für zweierlei: eine überhöhte Selbstliebe und die Unfähigkeit, andere zu lieben. Ist diese Definition heute noch gültig?

Walter: Nein. Das Bild des selbstverliebten Jünglings von Caravaggio, das uns aus der Kunst präsent ist, symbolisiert einen überholten Begriff von Narzissmus.
Was hat sich verändert?

Walter: Die Selbstverliebtheit hat heute ein anderes Image als vor 50 oder 100 Jahren. Wenn Ronaldo in Unterhosen für Instagram posiert, bekommt er so viele Likes, dass kaum noch jemand seine Pose übertrieben findet. Es ist ein gesellschaftlich akzeptiertes oder sogar bewundertes Verhalten, sich so zu präsentieren. Dieser mediale Narzissmus, wie wir das nennen, ist aber etwas anderes als der pathologische Narzissmus.

carlos  
carlos
Beiträge: 2.314
Registriert am: 08.06.2010


RE: Was harmlose Narzissten von pathologischen unterscheidet

#4 von carlos , 17.12.2021 18:28

Übersetzungstypen
Textübersetzung
Ausgangstext
Was harmlose Narzissten von pathologischen unterscheidet
»Ihre Lieblingsposition ist die von oben herab«: Der Psychiater Marc Walter erklärt, wie man selbstverliebte Menschen erkennt, wie ihre Opfer oft jahrelang leiden – und welche Form von Narzissmus gesund ist.
Ein Interview von Bettina Musall • 24.11.2021, 00.28 Uhr • aus SPIEGEL Wissen 2/2021

SPIEGEL: Herr Walter, in der griechischen Mythologie steht der selbstverliebte Jüngling Narziss für zweierlei: eine überhöhte Selbstliebe und die Unfähigkeit, andere zu lieben. Ist diese Definition heute noch gültig?

Walter: Nein. Das Bild des selbstverliebten Jünglings von Caravaggio, das uns aus der Kunst präsent ist, symbolisiert einen überholten Begriff von Narzissmus.

SPIEGEL: Was hat sich verändert?

Walter: Die Selbstverliebtheit hat heute ein anderes Image als vor 50 oder 100 Jahren. Wenn Ronaldo in Unterhosen für Instagram posiert, bekommt er so viele Likes, dass kaum noch jemand seine Pose übertrieben findet. Es ist ein gesellschaftlich akzeptiertes oder sogar bewundertes Verhalten, sich so zu präsentieren. Dieser mediale Narzissmus, wie wir das nennen, ist aber etwas anderes als der pathologische Narzissmus.


Walter: Beobachten Sie andere, am besten in verschiedenen Situationen. Pathologische Narzissten können nicht zuhören, sind nur präsent, wenn sie reden. Selbstkritikfähigkeit ist nicht ausgebildet. Das zeigt sich gerade in Beziehungskrisen. Ist ein Gespräch oder Streit möglich oder nicht? Kann die Person sagen, das habe ich nicht richtig gemacht oder gesagt? Oder gibt es gleich einen Beziehungsabbruch? Die Lieblingsposition von Narzissten ist die von oben herab, wenn andere hilflos sind, und sie sind souverän. Ihre eigene Hilflosigkeit können sie nicht ertragen. Die passive Rolle ist nichts für Narzissten.

SPIEGEL: Gibt es noch weitere Kennzeichen?

Walter: Großartigkeit, übersteigertes Bewunderungsbedürfnis, Empathielosigkeit. In unterschiedlichen Abstufungen, aber meistens sind alle drei beteiligt.

SPIEGEL: Können Sie diese Abstufungen beschreiben?

Walter: An der Empathie und am Empathiemangel kann man das gut zeigen. Es gibt Menschen, denen fehlt es an Einfühlungsvermögen. Manche interessieren sich sehr für sich, aber teilweise auch für andere. Dann gibt es die, die überhaupt keinen Anteil am Schicksal anderer nehmen. Und ins Antisoziale, wir nennen das auch das Maligne, also Bösartige, kippt es, wenn jemand andere nicht nur ignoriert, sondern kaputt machen will. Das wäre dann eine antisoziale Persönlichkeitsstörung.
2.445 / 5.000
Übersetzungsergebnisse
¿Qué distingue a los narcisistas inofensivos de los patológicos?
"Su posición favorita es la de arriba": el psiquiatra Marc Walter explica cómo reconocer a las personas que están enamoradas de sí mismas, cómo sus víctimas sufren a menudo durante años y qué forma de narcisismo es saludable.

SPIEGEL: Sr. Walter, en la mitología griega, el joven Narciso que se ama a sí mismo representa dos cosas: el amor propio excesivo y la incapacidad de amar a los demás. ¿Sigue siendo válida esta definición hoy en día?

Walter: No. La imagen de la juventud enamorada de Caravaggio, que se nos presenta desde el arte, simboliza un concepto anticuado del narcisismo.

SPIEGEL: ¿Qué ha cambiado?

Walter: Estar enamorado de uno mismo tiene hoy una imagen diferente a la de hace 50 o 100 años. Cuando Ronaldo posa para Instagram en calzoncillos, obtiene tantos me gusta que casi nadie piensa que su pose es excesiva. Es un comportamiento socialmente aceptado o incluso admirado presentarse de esta manera. Este narcisismo medial, como lo llamamos, es algo diferente al narcisismo patológico.


Walter: Observa a los demás, preferiblemente en diferentes situaciones. Los narcisistas patológicos no pueden escuchar, solo están presentes cuando hablan. No se desarrolla la autocrítica. Esto es particularmente evidente en las crisis de relaciones. ¿Es posible o no tener una conversación o una pelea? ¿Puede la persona decir que no lo hice bien o decirlo? ¿O hay una ruptura en la relación? La posición favorita de los narcisistas es la de arriba, cuando los demás están indefensos y son soberanos. No pueden soportar su propia impotencia. El papel pasivo no es para narcisistas.

SPIEGEL: ¿Hay otras características?

Walter: Grandeza, excesiva necesidad de admiración, falta de empatía. En diferentes grados, pero en su mayoría los tres están involucrados.

SPIEGEL: ¿Puede describir estas gradaciones?

Walter: Puedes demostrar eso con empatía y la falta de empatía. Hay personas que carecen de empatía. Algunos están muy interesados ​​en sí mismos, pero a veces también en otros. Luego están aquellos que no participan en absoluto en el destino de los demás. Y en lo antisocial, también lo llamamos maligno, es decir, malicioso, se inclina cuando alguien no solo ignora a los demás, sino que quiere destruirlos. Eso sería un trastorno de personalidad antisocial.

SPIEGEL: ¿Las personas con trastornos narcisistas encuentran su camino hacia su práctica?

Walter: No. Crees que eres tan bueno que no necesitas ayuda. Tampoco esperan que nadie les ayude. La mayoría de ellos presentan diferentes síntomas, muchos de ellos con depresión. Entonces notas durante el tratamiento que la depresión no mejora y te das cuenta de que hay una patología narcisista detrás de ella.

SPIEGEL: ¿Cómo puede transmitirle a un paciente así que una de las causas del problema es presumiblemente un trastorno narcisista?

Walter: Generas confianza, eres muy comprensivo, de alguna manera te conviertes en la contraparte ideal. Luego, aborde el tema con cuidado, no necesita el término narcisismo, que tiene el efecto de empujar al paciente a un cajón.

SPIEGEL: ¿Cómo diagnostica el narcisismo?

Walter: Desarrollamos cuestionarios para entrevistas con clientes que se relacionan con las tres áreas principales.

SPIEGEL: ¿Por ejemplo?

Walter: Por ejemplo: ¿Suele tener la sensación de que es superior a los demás? Construimos algo como esto en una conversación con el cliente. Y casi todos los narcisistas grandiosos dicen: sí, por supuesto.

SPIEGEL: ¿La gente inteligente no ve a través de eso?

Walter: También hay preguntas más sutiles para los inteligentes y vulnerables. Por ejemplo: ¿Tiene la impresión de que los demás suelen estar celosos de usted? Los narcisistas piensan que son geniales, por lo que es natural que los demás estén celosos de ellos. O: ¿otros te acusan de comportarte con arrogancia? ¿O que no los escuchas?
"Los padres narcisistas ven a sus hijos no como independientes, sino como una autoexpansión".

SPIEGEL: ¿Se puede curar el narcisismo?

Walter: Cuando se trata de la psique, no hablamos de curable, sino de cambiante. Con los trastornos narcisistas, las drogas no ayudan, por eso siempre hacemos psicoterapia. Y si el trastorno no es antisocial, es muy probable que los pacientes experimenten una mejoría. Que sus relaciones con los demás puedan mejorar. Que luchen menos por su propia autoestima. Obtenga más alegría de vivir.

SPIEGEL: ¿Sabemos hoy cómo surge el narcisismo?

Walter: La teoría del médico y psicoanalista estadounidense Heinz Kohut se basa en muchos casos en el trauma de padres narcisistas. Entonces, los padres que no perciben a sus hijos como independientes, no ven que otra persona se está desarrollando, sino que ven a los hijos como una autoexpansión, como un objeto propio de su propia persona.
"Los padres deben encontrar el equilibrio entre elogios apropiados y establecer límites claros".

SPIEGEL: ¿Hay otras teorías?

Walter: El psiquiatra estadounidense Otto Kernberg asume que la disposición de un niño a la agresividad también dificulta que el entorno se acerque al niño y establezca una buena relación. Y según el psicólogo inglés Peter Fonagy, con una psicopatología correspondiente del cuidador, surge un trastorno de apego por una mentalización defectuosa.

SPIEGEL: Explique el término.

Walter: La mentalización significa poder leer en el comportamiento de los demás lo que está sucediendo en ellos. Si esta capacidad se ve afectada, no se desarrolla una relación realista y estable en la que se integran las buenas y las malas cualidades entre el niño pequeño y el cuidador, pero todo se cruza en la superficie.

SPIEGEL: Para decirlo sin rodeos: ¿los narcisistas nacen como narcisistas?

Walter: No.

SPIEGEL: ¿Te conviertes en eso en el transcurso de tu vida?

Walter: Sí. La vulnerabilidad genética de los narcisistas no es muy alta.

SPIEGEL: Aquellos que tienen un sentido equilibrado de autoestima no tienen que buscar constantemente una confirmación. ¿Qué está perturbando este desarrollo?

Walter: También el mimo absoluto de un niño, una recompensa exagerada de fortalezas: ¡Eres el más grande! O cuando también se elogia demasiado el rendimiento medio. A menudo, esto va de la mano con la devaluación de todos los demás. Tal asociación puede echar raíces para una patología narcisista tanto como los padres que son narcisistas.

SPIEGEL: ¿Cualquiera que sea utilizado como príncipe o princesa tiene buenas calificaciones para desarrollar un carácter narcisista?

Walter: Desafortunadamente, sí. Hay estudios que lo demuestran empíricamente.

SPIEGEL: ¿Puede suceder eso en cualquier período de vida, o hay fases particularmente vulnerables?

Walter: Desde la edad de un niño pequeño hasta la edad escolar, cuando se desarrolla un sentimiento por uno mismo y por los demás, es particularmente propenso a tomar tales decisiones. Y eso vuelve a ser importante en la pubertad.

SPIEGEL: ¿Qué pueden hacer los padres para promover una autoestima saludable?

Walter: Encontrar el equilibrio entre elogio apropiado, alegría, admiración y establecer límites claros.

SPIEGEL: Antes dijiste que también era agresivo

carlos  
carlos
Beiträge: 2.314
Registriert am: 08.06.2010


   

7 unscheinbare Sätze, an denen du Gaslighting erkennst
Trauma Bonding

Xobor Einfach ein eigenes Xobor Forum erstellen
Datenschutz